Guía práctica de ajuste del Esfínter ZSI 375 PF

El esfínter ZSI 375 PF permite ajustar la presión que ejerce el manguito sobre la uretra sin pasar por quirófano. 

Esto es posible gracias a los puertos de ajuste de la bomba, que permiten añadir o retirar suero del circuito del esfínter para modificar la presión, y a sus materiales radiopacos, que permiten conocer la presión del dispositivo mediante una simple radiografía.

Antes de realizar el ajuste en sí, es necesario analizar:

A continuación explicamos detalladamente cada uno de estos procedimientos de análisis. Si lo prefieres, puedes deslizar hasta el apartado del ajuste.

- Evaluación del paciente

Teniendo en cuenta las bajas probabilidades de fallo mecánico del ZSI 375, al gestionar una duda sobre su funcionamiento se debería partir de la idea de que el ZSI 375 funciona correctamente. 

Si los resultados esperados no se consiguen con el ZSI 375, se debería considerar la hipótesis principal: ¿Qué cambios han sufrido el cuerpo y la mente del paciente para que se perciba que el ZSI no funciona tal como debe? 

Es importante analizar los cambios que ha podido sufrir el paciente desde la implantación hasta este momento:

El estado de la incontinencia ayuda a evaluar la continencia del paciente antes y después de la implantación del ZSI 375. Puede evaluarse con las pruebas convencionales como el pad test o el pad count.

- Evaluación del esfínter

Solo se necesita una radiografía de la bomba que está implantada en el escroto. La bomba debe ser vista desde un plano axial:

La relación entre el muelle y el cilindro radio-opaco da una clara imagen del estado del manguito. Pueden darse 4 situaciones:

① Muelle por encima del límite superior del cilindro

Si el muelle está por encima del cilindro, la presión es menor que la óptima. Esto podría deberse a una atrofia uretral, por lo que debe evaluarse el estado de la uretra. 

Si la uretra está sana, debe inyectarse suero estéril en pasos de 0,3 ml a través del puerto superior hasta nivelar el resorte con el límite superior del cilindro. 

Puede observarse en directo el movimiento del muelle mediante fluoroscopia.

② Muelle en el límite superior del cilindro

Si el muelle está alineado con el límite superior del cilindro, el manguito tiene la cantidad correcta de presión

Para mejorar la continencia, puede aumentarse la presión inyectando gradualmente solución salina estéril en la Bolsa de Compensación (puerto inferior). Hay que considerar que cuanto mayor es la presión, mayor es el riesgo de erosión.

Si no mejora el estado de continencia, debe realizarse una cistoscopia en busca de una erosión uretral, en cuyo caso el ZSI 375 debe ser extraído.

③ Muelle comprimido

Si el muelle está por debajo del cilindro, el dispositivo se encuentra desactivado.

Si este esfínter nunca ha sido ajustado esta situación indica que el ZSI 375 todavía está desactivado, dado que no es posible que haya aumentado la presión de forma espontánea.

Debe pulsarse el Botón de Activación para activar correctamente el esfínter y comprobar con una placa que el muelle está alineado con la línea media.

④ El muelle parece estar completamente descomprimido

Si el muelle parece totalmente descomprimido, algo falla en la uretra del paciente y/o la presión del dispositivo. 

Podría deberse a una atrofia uretral, una erosión uretral o a una pérdida de suero del dispositivo.

Debe comprobarse el estado de la uretra. Puede inyectarse suero estéril en el circuito hidráulico (puerto superior) para nivelar el resorte con el límite superior del cilindro y mejorar la continencia. El esfínter funciona perfectamente, solo necesita ser ajustado al nuevo estado de la uretra del paciente.

En caso de atrofia uretral, aumente la presión solo una vez. Aumentar la presión dos veces puede ocasionar erosión uretral. Es mejor cambiar la posición del manguito a un segmento de la uretra sin atrofia.

Compruebe con una cistoscopia el estado de la uretra. En caso de erosión uretral, debe extraerse el ZSI 375. Todavía se considera que el dispositivo funciona perfectamente, la uretra ha cambiado su estado.

Cada esfínter se somete a un control de calidad exhaustivo, y la unidad vuelve a ser comprobada por el cirujano antes de su implantación, por lo que una fuga de líquido es improbable. El esfínter debe ser substituido por uno nuevo, enviando el antiguo a ZSI para que sea investigado/testado.

- Evaluación de la uretra

Una cistoscopia permite evaluar la uretra en caso de sospecha de atrofia o erosión uretral

Para observar la acción del manguito sobre la uretra con el dispositivo activado, es importante reducir o detener el flujo de suero a medida que la punta del cistoscopio se acerca al manguito. De lo contrario puede dar la impresión de que el manguito está funcionando incorrectamente aparentando estar abierto.

RECUERDE !! Es esencial desactivar el esfínter cuando sea necesario atravesar la zona uretral donde se encuentra el manguito para no dañar el dispositivo ni la uretra.

Ajuste del dispositivo

INCONTINENCIA DESPUÉS DE LA ACTIVACIÓN O TRAS PERIODO DE CONTINENCIA

La presión puede modificarse a través del puerto del circuito hidráulico (superior) o a través del puerto de la bolsa de compensación (inferior).

La inyección siempre debe realizarse con una aguja de Huber, ya que no daña la silicona. Se incluyen 2 con el ZSI 375. Siempre deben registrarse los cambios de volumen tanto si se ajusta por el puerto superior como por el inferior.

El ajuste por el puerto superior puede hacerse en pasos de 0,1-1 mL, comprobando el estado del muelle con una radiografía tras cada inyección. Siempre debe priorizarse el ajuste por el puerto superior, dado que es el que indica directamente la presión que ejerce el manguito sobre la uretra.

Únicamente se debe modificar la presión a través del puerto inferior cuando el muelle esté situado en la línea media y el paciente requiera mayor presión. 

El ajuste a través de la bolsa de compensación (puerto inferior), empieza inyectando 1 mL y haciendo andar al paciente unos 30-60 minutos. 

Si la incontinencia persiste, puede añadirse por segunda vez 1 mL y mandarlo a casa. Si el paciente continua incontinente, puede aumentarse la presión en pasos de 0,5 mL, dejando una semana entre inyecciones.

Debe tenerse en cuenta siempre que cuanto más incremente el cirujano la presión ejercida, más se incrementará el riesgo de isquemia uretral y el riesgo de erosión. Siempre es mejor aceptar la continencia social o mejoras como un buen resultado.

esfínter urinario artificial

Distribuido en España por Neomedic International

¿Más información sobre ZSI375?